Ciclovías y bicisendas en Rosario

Rosario cuenta con 120 km de senderos exclusivos para bicicletas

Esta estrategia de planificación de la movilidad urbana que se viene desarrollando desde el año 2008, permitió que diminuyeran en un 65 % los accidentes de tránsito que involucran a ciclistas y la convirtió en la ciudad del país con más cantidad de kilómetros para ciclistas por habitante. Se prevé sumar más kilómetros para bicicletas y conectar toda la ciudad de manera segura y eficiente.

Las ciclovías son carriles exclusivos para bicicletas señalizados y delimitados en una franja de la calzada. Generalmente se ubican a la izquierda de la calzada. Pueden tener circulación en un solo sentido o de ida y vuelta y cuentan con señalización especial.

Las bicisendas son caminos para uso de bicicletas construidos por fuera de la calzada, en veredas o canteros de la ciudad, donde se puede compartir el espacio con peatones. También pueden tener circulación en un solo sentido o de ida y vuelta y cuentan con señalización especial.

Plano interactivo

Conocé las sendas para circular en bicicleta, la ubicación de los bicicleteros públicos y otra información de utilidad seleccionando las opciones del desplegable Visible layers.

Bicicleteros

La ciudad cuenta con más de 1.700 bicicleteros simples con capacidad para 3400 rodados, disponibles en la vía pública para brindar al usuario una estructura cercana, segura y accesible. Todos los bicicleteros cuentan con el mismo diseño seguro, en forma de U invertida. Infraestructura de similares características se instaló en las playas de estacionamiento, siendo actualmente 34 los espacios que cuentan con bicicleteros.

Asimismo, se instalaron 19 bicicleteros de uso público que simulan la silueta de un auto y permiten alojar entre 8 y 12 rodados por ubicación. El objetivo es fomentar el uso de la bicicleta y optimizar los boxes de la calzada, permitiendo estacionar hasta 12 rodados en el espacio que se utiliza usualmente para un automóvil. De esta manera, se logra un uso más eficiente del espacio de la calzada, favoreciendo a los diferentes usuarios de la vía pública y por lo tanto, la convivencia en la misma.