Rosario más limpia

Este programa comprende la relevancia estratégica de la higiene urbana y hace foco en la calidad de vida, sustentabilidad de los procesos formales de recolección y procesamiento de los desechos urbanos, como así también el aspecto social vinculado a la participación de grupos y transportes en la recolección informal de residuos.

A través de su decálogo apela al compromiso de los ciudadanos a mantener la higiene de la ciudad.

  1. Reducir la compra con excesivos envoltorios.
  2. Llevar mi bolsa de mandados.
  3. Comprar productos con envases retornables.
  4. Incorporar hábitos de separación de mis residuos.
  5. Cumplir los horarios y modos establecidos para sacar la basura.
  6. No arrojar papeles y envases en la vía pública.
  7. Barrer mi vereda y embolsar la basura.
  8. Levantar la caca de mi perro.
  9. No fomentar la formación de basurales.
  10. Cuidar la ciudad como mi casa.

 

Twitter