Alarmas comunitarias

Secretaría de Control y Convivencia
RICCHERI TTE. GRAL. PABLO 1545 1
4804146
Lunes a viernes de 08:00 a 14:00

Entre las acciones que lleva a cabo el Municipio para la prevención y disuación de hechos delictivos se encuentra la instalación de sistemas de alarmas comunitarias en barrios de la ciudad, votados por vecinos del Presupuesto Participativo y sostenidos con el esfuerzo compartido entre el estado local y los vecinos. Los barrios Las Heras, Roque Sáenz Peña, Villa Urquiza, Bella Vista Oeste, Azcuénaga Sur y Avellaneda Oeste ya cuentan con este mecanismo alcanza a unos 1.900 vecinos.

Se convierte en una herramienta de alerta, prevención y disuasión al complementarse con el compromiso y la solidaridad de los vecinos

¿En qué consiste?

Es un sistema de alarma vecinal que puede ser utilizada en cualquier barrio, tenga o no vigilancia. Se compone de: panel de alarma, pulsador inalámbrico, sirena estroboscópica, reflector led.

Los vecinos bajo la zona de cobertura cuentan con un dispositivo activador de la alarma que pueden utilizar ante alguna conducta sospechosa. La activación enciende un reflector y una sirena estroboscópica.

Es una herramienta que ayuda a los vecinos a llevar adelante estrategias de prevención comunitaria. Permite alertar a otros vecinos sobre situaciones sospechosas y desalentar los delitos tanto en viviendas particulares como en la vía pública.

Su eficacia depende de la participación, organización y compromiso de los vecinos para su uso responsable, por eso es fundamental la confianza y la solidaridad entre los vecinos y que juntos puedan acordar la mejor forma de prevenir situaciones de riesgo.

¿Cómo se usa?

 Ante delitos, sonidos de disparo, situaciones de violencia, emergencias civiles, podrás accionar una alarma a través de un pulsador o bien un teléfono previamente configurado.

De esta forma, una alarma sonora y lumínica se accionará interrumpiendo el accionar delictivo, alertando a los otros vecinos de tu barrio sobre la situación.

Si se activa por error se sugiere la inmediata desactivación y el aviso a los vecinos.

Son fundamentales para el éxito de este sistema el compromiso y la comunicación. Una actitud responsable es la clave para la eficacia del sistema, con compromiso, organización y participación, los vecinos se verán beneficiados por la utilidad del sistema. Es recomendable realizar una lista de teléfonos y una cadena de llamados para comunicarse cuando sea necesario y acordar un procedimiento a seguir frente a una activación.

Los vecinos seleccionaran la empresa que se hará cargo del sistema. El instalador seleccionado se encargará del mantenimiento correctivo y/o preventivo y los gastos correspondientes a este servicio serán responsabilidad del los usuarios. 

¿Qué hacer una vez activada? 

Informá a la policía llamando al 911

Ante el sonido de la alarma los vecinos deben actuar de acuerdo a un protocolo previamente pautado. El cual podría ser: encender una luz hacia la vía pública,  abrir una persiana, llamar al 911.

Una vez disparada la alarma, no te expongas adoptando conductas temerarias,  inmediatamente informá a la policía llamando al 911. Mientras tanto, podés alertar a otros vecinos encendiendo una luz exterior o abriendo una persiana, por ejemplo. 

Ante una situación así, es bueno que la comunidad esté en contacto permanente, por eso es importante que los vecinos se conozcan, compartan sus números de celular y armen la red de contactos.