Adopción de perros y gatos

Campaña permanente

Se lleva a cabo una campaña permanente de adopción de animales domésticos, cuyo número ha crecido en el transcurso de los años. Previo control sanitario del animal, se procura la búsqueda de un hogar y dueño responsable.

Esta campaña se refuerza principalmente a través del trabajo con las escuelas de la ciudad. Se aborda así el problema social de los animales en la calle, los accidentes que bajo esta situación pueden ocasionar y el estado de enfermedad en el que muchas veces se encuentran.

La promoción y concientización del cuidado responsable de las mascotas, es acompañada por visitas guiadas a las instalaciones del IMuSA.

Lugares de adopción

  • Sede del IMUSA: Francia 1940 (Centro). De lunes a viernes de 8 a 12. 4805463/4314048
  • Anexo del IMUSA: Av. de las Palmeras 4525 (Oeste). De lunes a viernes de 7 a 13. 4807849/155781449

Recuperación de animales para adopción

El IMuSA cuenta con lugar físico adecuado para la tenencia de animales domésticos que han sido abandonados por sus dueños o que han sufrido algún accidente en la vía publica a consecuencia de vivir allí

El tratamiento primario, de esterilización y/o curaciones, es realizado en la sede IMuSA y luego los animales son enviados al anexo para su recuperación final tanto nutricional como psicológica.

Objetivo: lograr el bienestar de los animales en todos sus aspectos, ya que al ingresar a la institución muchas veces padecen traumas lógicos de una vida callejera como así también de una mala alimentación.

Cuando el animal se considera recuperado, es ofrecido en adopción. La adopción se realiza in situ, o bien con las campañas de adopción por los barrios de la ciudad, concientizando a las personas que asuman la responsabilidad de la atención. 

Muchos animales, por vejez, invalidez o por padecer algún tipo de mutilación, no son deseados por el común de la gente, por lo que son cuidados hasta su deceso natural.

El sector de caniles para perros es elogiado y copiado por otras municipalidades del país por su formato cómodo y amplio tanto para los animales como para el personal que los atiende.

Guía antes de adoptar

Es fundamental tomar la mejor decisión para la familia y el animal a adoptar, antes de comunicarse con el IMuSA:

Etapas de la vida: para un perro que está esperando su hogar definitivo, siempre es una buena noticia que lo adopten. No hay que decepcionarlo llevándolo al nuevo hogar sin haberlo decidido adecuadamente. Los perros demandan cuidados y atención, y eso se traduce en tiempo, especialmente cuando recién acaba de mudarse. ¿Tu estilo de vida permite tener la flexibilidad requerida para aclimatarse a los cambios que traerá la nueva mascota? 

Un compromiso económico continuo: ¿el hogar está económicamente en una posición que permite cuidar y mantener un perro? Porque realmente se convierte en un nuevo gasto familiar. Además del alimento y los premios, están los juguetes, la cama y sus sábanas, el veterinario, los costos de baño y peluquería.

Ubicación: ¿vive en un departamento o en una casa? ¿En la ciudad o en el campo? Tiene jardín, o sólo dispone de un pequeño patio?. Es un mito el no poder alojar un perro mediano o grande en un departamento, si las reglas del departamento lo permiten. No importan los tamaños, lo que debe importar más es si tiene la oportunidad de darle diariamente a la mascota la cantidad de ejercicio que requiere para estar sano y feliz.

Ejercicio cotidiano:

  • Casi todos los libros de razas y las personas encargadas de dar en adopción pueden orientar sobre la cantidad de ejercicio cotidiano requiere cada mascota.
  • Los perros no tienen una necesidad en particular de espacio en un jardín, esto es usualmente un malentendido.
  • Los perros se aburren pronto de estar solos en un jardín porque estos espacios siempre representan para ellos los mismos olores y texturas. Es mucho más interesante y estimulante para ellos ir de caminata (especialmente si va variando el recorrido) o a un parque donde puede convivir con otros perros; inclusive esta es una manera de conocer otros propietarios y así compartir experiencias satisfactorias alrededor de la tenencia de un perro.
  • Mientras un perro vaya el tiempo suficiente a la calle y al parque, seguramente estará tranquilo y cómodo en el hogar; de hecho muchas razas pequeñas requieren más actividad que las razas grandes.
  • Visitar primero los parques por cuenta propia sin compañía del animal, para conocer si los perros que van ahí están entrenados, están bien socializados y son amigables con los otros animales.
  • Si es inquilino, ¿el propietario permite tener una mascota?
  • Si vive en propiedad horizontal, ¿el reglamento del consorcio permite la tenencia de mascotas?
  • Pensar al cuidado de quién quedaría el animal cuando se vaya de vacaciones.
  • La adopción es para toda la vida del animal, ¿es consciente de la responsabilidad que esto significa?
CyR - Animales
Consultas y reclamos. Mantenimiento Urbano