Bajas temperaturas: Refugio para personas en situación de calle

Hogar de Mayores
GRANDOLI ABANDERADO CLETO 3460

Pueden pasar la noche, durante el invierno a partir de mayo, personas que habitan en la calle en estado de vulnerabilidad.

Este albergue tiene capacidadad para 40 personas (varones), da alimento, cobijo nocturno y es un lugar donde asearse durante los meses de invierno para varones de entre 18 y 60.

La mayoría de los varones que concurren tiene entre 40 y 50 años, grupo etario que no accede a geriátricos (habilitados para mayores de 60 años) ni a pensiones, por no reunir las condiciones económicas para sostenerlas. Algunos de ellos viven hace años en situación de calle y es la primera vez que acceden a alojarse en un refugio.

El refugio funciona en el predio del Hogar de Mayores y es administrado por la Municipalidad de Rosario garantizando las condiciones de mantenimiento edilicio, higiene, seguridad y raciones de alimentos necesarias. La ONG de ex combatientes de Malvinas gestiona el lugar garantizando su funcionamiento a través de la asistencia de las personas alojadas en el mismo y aportando los recursos humanos necesarios.

Intervención social en la vía pública

Un equipo de operadores de calle conformado por profesionales de distintas disciplinas realizan recorridas periódicas por los distritos de la ciudad, monitoreando a la población adulta en situación de calle, sus microclimas y sus modificaciones, evitando que estas instancias se vuelvan crónicas.

Está disponible la línea telefónica de la GUM para comunicar la presencia de personas en situación de calle o que requieran asistencia por el frío: 0800 444 0909.

Es a través de estas recorridas y llamadas telefónicas de vecinos u otros organismos públicos, privados o mixtos, que se detectan estos casos.

El punto de partida de toda intervención es que cada individuo pueda recuperar el proceso que lo llevó a estar en situación de calle, reconociendo los recursos particulares, las redes de subsistencia barriales, los lazos familiares.

Alcances:

  • Brindar asistencia a las personas adultas en situación de calle con alimentos, ropa y frazadas (en época invernal).
  • Ofrecer asesoramiento, facilitación de trámites de diversos aspectos (legales, jubilatorios, entre otros) y la posibilidad de gestionar la obtención del documento nacional de identidad.
  • Realizar monitoreo y seguimiento en la salud de esta población, solicitando en los casos de urgencia la intervención del SIES.
  • Ofrecer protección y amparo a través de lugares donde albergarse transitoriamente, promoviendo la búsqueda de alternativas a su situación.