Certificado de aspectos higrotérmicos y eficiencia energética

Rige la 4º etapa de implementación de la Ordenanza Nº 8757/2011 sobre Aspectos Higrotérmicos y Demanda Energética de las Construcciones, según lo establecido en el Decreto Nº 985/2013 y considerando los resultados satisfactorios obtenidos en la primera etapa de aplicación. El criterio de gradualidad de aplicación determinado en dicho decreto, establece que a partir del 1 de julio de 2017, se aplique a edificios de nueva construcción, correspondiente a edificios públicos o privados y/o a modificaciones, reformas o rehabilitaciones de edificios existentes correspondientes a edificios públicos o privados, con una superficie cubierta computable según corresponda.

Ordenanza Nº 8757/2011

A partir de la ordenanza, se establecen valores máximos de transmitancia térmica, lo cual implica la incorporación de aislación térmica en techos y paredes exteriores y la colocación de protección solar en los cerramientos transparentes según las orientaciones.

Además del ahorro de energía también beneficia las condiciones de habitabilidad con la disminución de patologías por condensación (condensación de humedad), lo cual reduce el mantenimiento de las construcciones a lo largo del tiempo.

Los edificios son importantes consumidores de energía y materia y los modos en que son diseñados, construidos, utilizados, demolidos y sustituidos forman parte sustancial de las lógicas generales de organización urbana.

Rosario es la primera y única ciudad del país en implementar medidas para la disminución del consumo de energía en la construcción de los edificios. Esto se enmarca en la necesidad de que las nuevas edificaciones incorporen esta norma para contribuir con una mayor eficiencia energética. El objetivo del decreto reglamentario es disminuir el consumo de energía para acondicionamiento térmico, tanto en calefacción como en refrigeración.

Los altos consumos de energía (gas y electricidad), en su mayoría no renovables, implican a su vez la producción de gases efectos invernadero que contribuyen al calentamiento global del planeta.

Es por eso que se hace impostergable la incorporación de soluciones que permitan mitigar los problemas ambientales generados en el interior de las ciudades.