Cómo hacer actividad física en verano

Subsecretaría de Recreación y Deportes
LAGOS OVIDIO 2501
4805643/644

Aunque sea verano, el cuerpo no se toma vacaciones y los rosarinos se vuelcan a los parques a ejercitar.

Hacer actividad física al aire libre es favorable -no sólo para el bienestar físico- sino que también distrae y descansa la mente. Además, hace de los entrenamientos una nueva experiencia cada día, nunca hay dos iguales: cambia la rutina, el paisaje y los obstáculos. 

Ejercitar al aire libre te convierte en un promotor de la actividad física para aquellos que te ven pasar.

Recomendaciones para entrenar

En estos días de altas temperaturas es de vital importancia tomar algunos recaudos antes de salir a entrenar. Algunos consejos para tener en cuenta a la hora de ejercitarse:

  • Evitar la hora de máximo sol (entre las 12 y 17 hs). El mejor horario para entrenar es bien temprano a la mañana o a última hora del día. El calor reduce el rendimiento y puede producir efectos adversos en el cuerpo.
  • Es fundamental hidratarse antes, durante y después de la actividad física (al menos 500 ml de agua o bebidas con sales en cada momento). Recordemos que el 80 % de nuestro cuerpo está conformado por agua. No debemos esperar a sentir sed para tomar líquido. 
  • Hay que vestir ropas claras porque las oscuras absorben la luz y el calor. Usar zapatillas adecuadas y vestimenta cómoda y fresca.
  • Utilizar anteojos, gorros y protector solar, incluso cuando esté nublado.
  • No hay que correr con elementos plásticos pegados al cuerpo e indumentaria impermeable. Esto eleva la temperatura corporal y puede ser riesgoso.
  • Complementar la actividad aeróbica con trabajos de fuerza. De este modo estarás fuerte y preparado para el entrenamiento.
  • Una vez finalizada la rutina, hay que elongar con cuidado y sin realizar movimientos bruscos.

Armá tu rutina

La duración recomendada para una sesión de entrenamiento es de 45 a 90 minutos. Esto debe contener, 15 minutos de calentamiento al comenzar y otros 15 de elongación para finalizar la jornada. 
Si sos principiante, no te esfuerces de más. Es conveniente intercalar la caminata con el trote y hacer una entrenamiento progresivo.  

Cuidado de la salud

Antes de comenzar a entrenar, hacete un chequeo médico completo. Con el consenso médico y el seguimiento de un profesional de Educación Física podrás encarar una rutina adecuada y evitar lesiones.