Noticias municipales

Fecha de publicación: 20/06/2010

Día de la Bandera

Emotiva celebración del día de la Bandera

Ante una masiva convocatoria popular el intendente, el gobernador y la presidenta evocaron a Belgrano y coincidieron en mensajes a favor de una nación más justa e igualitaria.

Visitar Galería de Imágenes de los Festejos

En el marco de una masiva convocatoria popular el intendente Lifschitz presidió este mediodía junto a la presidenta Cristina Fernández y el gobernador Hermes Binner el acto y desfile centrales por el Día de la Bandera.

La celebración incluyó novedades de gran impacto emotivo, como la participación de la orquesta de niños del barrio Ludueña en la interpretación del “Saludo a la bandera” y el intrépido descenso de tres actores a lo largo de la torre central del Monumento para desplegar en toda su extensión los colores patrios.

Al promediar el desfile, en tanto, el clima ayudó para otra de las sorpresas, en este caso aportada por paracaidistas que en metafórico vuelo “bajaron” enseñas patrias del propio cielo que inspirara con sus colores al creador de la insignia nacional.

Finalmente y como es tradición, miles de manos se sumaron para llevar “Alta en el Cielo”, la bandera “más larga del mundo” que recientemente tuviera su bautismo nacional en los festejos del Bicentenario en Buenos Aires, hecho que recordó en su discurso la propia jefa del Estado. Ya sobre las 14, las propias autoridades –presidenta incluida– descendieron del palco para acompañar simbólicamente el paso del gran paño celeste y blanco, en el medio de una abigarrada multitud sorprendida ante el inusual gesto.

Lifschitz, Binner y Cristina, en ese orden, fueron los oradores centrales de la ceremonia, con discursos que reseñaron la figura de Manuel Belgrano en el 190 aniversario de su fallecimiento y se proyectaron a la actual coyuntura nacional con claros mensajes que exhortaron a la suma de esfuerzos y voluntades en pos de una nación más justa e igualitaria. Intendente y gobernador, por su parte, renovaron ante la jefa del Estado el pedido para que la fecha patria sea declarada feriado nacional inamovible. “No podía estar ausente en este 20 de Junio del Bicentenario”, dijo por su parte la primera mandataria.

La batalla de la solidaridad

"La batalla de la solidaridad la podemos ganar los argentinos, para que la Bandera nos abrace a todos y no quede nadie afuera, ningún excluido", enfatizó el intendente tras una breve reseña de la historia patria, que -puntualizó- "no comenzó hace 200 años, porque mucho antes de la llegada de los españoles estaban los pueblos originarios, los mocovíes, los tobas, los querandíes que habitaban estas tierras".
En el inicio de su discurso y al darle la bienvenida a autoridades y público, Lifschitz no olvidó una mención especial a la coincidencia de la fecha patria con otra celebración muy sentida, y dedicó “un saludo muy especial a todos los padres, y a los queridos viejos que se fueron y nos miran desde el cielo”.

Seguidamente y dirigiéndose particularmente a la presidenta, puso especial énfasis en la participación de la orquesta de niños que acababa de interpretar el "Saludo a mi Bandera". "Esta orquesta que escuchamos recién está integrada por casi doscientos niños y niñas de 7 a 14 años de barrio Ludueña, un barrio de trabajadores, humilde, del distrito Noroeste; ellos representan el futuro de la Argentina, el potencial que representan nuestros niños independientemente de su condición social o de dónde vivan".

En su evocación histórica, el titular del Palacio de los Leones recordó algunos hitos particulares que caracterizaron a la Cuna de la Bandera, entre ellas y a la par de los pueblos originarios, la fuerte corriente inmigratoria posterior y su legado de trabajo y compromiso social. "Somos herederos, también, de aquellos trabajadores italianos, españoles, alemanes, suizos… que festejaron aquí, el 1º de Mayo de 1890 y en una plaza que está muy cerca (por la plaza López) el primer Día de los Trabajadores, en un acto cuyo orador central fue una mujer, Virginia Volten, obrera de la refinería", recordó en lo que pareció además un reconocimiento de género hacia la primera mandataria y las numerosas funcionarias presentes.
Luego, tras reseñar las "conquistas sociales y laborales a lo largo del siglo XX y las luchas contras las dictaduras" resumió: "Somos herederos de ese pueblo que no baja nunca los brazos y mira el futuro con optimismo y esperanza".

En ese sentido y ya de cara a los desafíos del presente ante "una realidad siempre difícil y compleja, con conflictos e intereses enfrentados", Lifschitz recordó que "las grandes empresas, las metas importantes necesitan de la suma de esfuerzos". "Tenemos un gran capital social, y grandes fortalezas. Argentina tiene un lugar en el mundo, no somos el mejor país pero estamos lejos de ser de los peores. Integramos el G-20 y ocupamos la secretaría ejecutiva de Unasur. Rosario lidera la secretaría ejecutiva de la red más importante de ciudades a nivel supranacional que es Mercociudades".

"Este es el lugar de Argentina en el mundo "continuó". Hemos trabajado en Rosario, se está trabajando en Santa Fe y en la Argentina por más libertad, igualdad y solidaridad. La lucha por más igualdad y libertad requiere de cambios progresivos y graduales, pero la solidaridad es urgente".

En ese marco, Lifschitz insistió: "El país requiere de urgente solidaridad, para asignar los recursos disponibles a quienes más lo necesitan, solidaridad de los que tienen más para aquellos que menos tienen, solidaridad de los adultos hacia los niños y los mayores. La batalla de la solidaridad la podemos ganar para que la Bandera nos abrace a todos y no quede nadie afuera, ningún exluido".

Finalmente, el intendente se dirigió a Cristina Fernández para recordarle que "el próximo 20 de Junio no va a ser domingo y no vamos a poder tener esta convocatoria de público. Queremos pedirle, señora presidenta, que nos acompañe en el pedido al Parlamento nacional para que el 20 de Junio, al igual que el 9 de Julio y el 25 de Mayo, sea declarado feriado nacional inamovible. Lo merece la Bandera, lo merece Belgrano, lo merecen Rosario y la provincia de Santa Fe", concluyó.

De Binner y Cristina

Tras el mensaje del intendente, el gobernador evocó la figura de Belgrano y su aporte pionero en materia educativa, y puntualizó que "su legado sigue vigente y es la gran deuda de todos los argentinos". También reforzó el pedido del intendente por el feriado inamovible.
Por su parte, Cristina recordó a Belgrano como "un combatiente por la libertad e igualdad de todos los hombres" y retomó parte del mensaje de Lifschitz sobre las demandas sociales que siguen constituyendo una materia a superar en la Argentina, y por ello coincidió: "Quiero una Argentina de políticos que se jueguen, de intendentes y gobernadores que estén al lado de su pueblo, aunque a veces cueste enfrentar a sectores poderosos".

El desfile

El acto oficial se inició pasadas las 11.30, luego de que las autoridades procedieran al corte de cintas inaugural de las obras de remodelación integral de los muelles del Parque España afectados por derrumbes parciales en 2005 (de lo que se informa por separado). Ya en el palco oficial y tras el saludo a las tropas y la entonación del Himno Nacional Argentino, Binner y Lifschitz hicieron entrega a la presidenta de los decretos que la declararon Huésped de Honor de la provincia y la ciudad.
Luego la invocación religiosa estuvo a cargo de monseñor José Luis Mollaghan, arzobispo de la ciudad de Rosario, tras lo cual se interpretó la canción Saludo a la Bandera a cargo de la Orquesta de Niños del Barrio Ludueña.

Posteriormente pronunciaron sus mensajes el intendente, el gobernador y la presidenta y se dio paso al desfile militar. Marcharon, entre otras, agrupaciones del Ejército (Batallón de Arsenales 603, Batallón de Ingenieros 1, Batallón Ingenieros Anfibios); Armada Argentina (Base Fluvial Naval de Zárate), Liceo Náutico Militar, CORFAN; Gendarmería (Destacamento Móvil 2, Colegio de Gendarmería), Prefectura Naval (bicentenario de la creación), Fuerzas policiales (cuerpo histórico y caballería y dragones de la independencia, Santa Fe, cuerpo Guardia Infantería, Bomberos Zapadores, Comando Radioeléctrico, Patrulla Urbana, Brigada Motorizada, sección Perros, agrupación policial infantil, Dirección General Seguridad Rural, sección Caballería, Bomberos Voluntarios y de Santa Fe), y ex combatientes.
Finalmente fue el turno de la Bandera Alta en el Cielo, llevada en mano por multitud de vecinos y representantes de organizaciones de los más variados ámbitos. También participaron centros tradicionalistas de todo el país con carruajes y paisanos a caballo, las costureras de Alta en el Cielo, pueblos originarios, colectividades, escuelas, cooperativas de trabajo, Cruz Roja y escuelas de enfermería, entre otras organizaciones civiles.

Desarrollado con software libre por la Municipalidad de Rosario | Buenos Aires 711 | Rosario | Santa Fe | Argentina | 1997 - 2014
Términos y condiciones | Algunas secciones requieren Reproductor Flash - Lector de archivos PDF | Contacto