Centro Municipal Distrito Sur "Rosa Ziperovich"

El nombre

Rosa Weinschelbaum de Ziperovich, "Rosita", nació en 1913 en la localidad santafesina de Moisés Ville. Junto a su abuela, que leía cuentos a las mujeres de la sinagoga del pueblo, descubrió el fantástico universo que ofrece la lectura, así como el valor de los libros.

Siendo muy joven comenzó a demostrar sensibilidad ante la injusticia, participando como alumna en una huelga en apoyo a Amanda Arias, Directora del establecimiento en el cual se recibió de maestra años más tarde, en defensa de las innovaciones pedagógicas practicadas en la Escuela. Ese mismo compromiso la llevó a afiliarse al Círculo de Maestros, a poco de haberse recibido.

Llegó a Rosario años más tarde, desempeñándose como Vicedirectora en la Escuela Almafuerte y, a partir de 1950, como Directora en la Escuela N° 119, cargo que poco pudo ejercer ya que a 2 meses de haber asumido esa función, la policía le notificó la primera de una serie de cesantías que la alejaron de las aulas.

La última de ellas se produjo en abril de 1976 bajo aplicación, por parte de las autoridades militares, de la denominada "Ley de Seguridad".

Durante el proceso dictatorial, y a propuesta de su sobrino, colaboró en el Asilo de Ancianos ubicado en el Bº Saladillo, en el cual logró romper la pasividad y el abandono en que vivían aquellas mujeres, condenadas a triturar pan con las cabezas gachas. "Todas eran vidas sencillas, de rudo trabajo y escasa recompensa (...) allí en lo profundo, había un dolor grande, por el alejamiento del hijo, del hermano, del nieto" recordaba Rosa.

Con el reinicio de la democracia, retornó a las aulas de las que nunca hubiera querido partir, como Profesora Asociada en la Facultad de Humanidades y Artes de la Universidad Nacional de Rosario.

En el año 1993 el Honorable Concejo Municipal la declaró Ciudadana Ilustre, rindiendo homenaje a sus ochenta años de lucha junto a la educación pública y su compromiso con los derechos humanos.

Un año mas tarde fue candidata a Convencional Constituyente, lo que la llevó a recorrer gran parte de la provincia a pesar de su avanzada edad y su deteriorado estado de salud.

Finalmente, mientras se desempeñaba como Secretaria de Cultura de la Asociación del Magisterio de Santa Fe, continuando con la labor gremial iniciada en 1931 junto a sus primeros pasos en la docencia, el 15 de noviembre de 1995 falleció.

Leer para aprender, comprender, estudiar y disfrutar

Esa era la consigna. Y "educación de calidad para todos, ingreso y retención de todos los chicos en el sistema escolar" su gran preocupación. Preocupación que originó un gran movimiento de bibliotecas escolares, revitalizándose las que había y creándose otras nuevas. La incorporación de nuevas metodologías de enseñanza especialmente en matemáticas, definieron a Rosita. En 1969 editaría su obra "Enseñanza moderna de matemática", a través del departamento publicaciones de la Bilbioteca Popular Constancio C. Vigil.

Este trabajo le valió un importante reconocimiento nacional e internacional. Pero sin dudas, lo más importante fue el entendimiento de la Escuela como una institución inserta en la problemática histórica y como lugar desde el cual llevar adelante una práctica social que constribuyera a generar las transformaciones necesarias hacia una sociedad más justa, democrática y solidaria.

Desarrollado con software libre por la Municipalidad de Rosario | Buenos Aires 711 | Rosario | Santa Fe | Argentina | 1997 - 2014
Términos y condiciones | Algunas secciones requieren Reproductor Flash - Lector de archivos PDF | Contacto